The Royal Adelaide Hospital, Australia

Mayor accesibilidad mejora el movimiento de los pacientes y salva vidas

Reference The Royal Adelaide Hospital 01
Sobre el proyecto

Mayor accesibilidad mejora el movimiento de los pacientes y salva vidas

Al entrar en el Hospital Royal Adelaide sería fácil olvidar que nos encontramos en un centro médico: grandes ventanales, habitaciones individuales con baño privado, obras de arte y un maravilloso patio. En muchos sentidos, este hospital parece más bien un hotel. Este es uno de los principios que definen el futuro de la atención médica: proporcionar un espacio acogedor para una atención sanitaria centrada en los seres humanos.

Con 800 camas y 40 quirófanos, el hospital atiende a 85 000 pacientes hospitalizados y 400 000 pacientes ambulatorios cada año. Cada etapa de la recuperación es fundamental y la accesibilidad es clave para la seguridad de los pacientes.

Desafíos

¿Cómo puede un hospital garantizar un flujo eficiente, tanto de pacientes como de personal?

  • Las puertas sin contacto automáticas garantizan que se pueda acceder a cualquier parte del hospital en menos de dos minutos

  • Los operadores de puertas fiables cumplen su función día tras día

  • Las soluciones de puertas sin barreras brindan accesibilidad para el personal, los pacientes y los visitantes en todo momento

  • La excelente planificación tiene como resultado extraordinarias soluciones de acceso que cumplen con los requisitos del cliente

  • El mantenimiento regular asegura que las puertas correderas y batientes automáticas permanezcan en perfecto funcionamiento

Reference The Royal Adelaide Hospital 01

Detalles

El futuro de la asistencia sanitaria se basa en la seguridad total del paciente

Tecnología y diseño

En la entrada principal, un atrio de vidrio, lleno de luz recibe a los visitantes. Flotas de robots entregan comidas, ropa limpia e instrumental quirúrgico por toda la instalación. Desde una tecnología punta hasta un diseño eficiente y un enfoque centrado en el paciente, la innovación es el hilo conductor de todos los aspectos del Royal Adelaide Hospital.

Higiene y accesibilidad

Las puertas sin contacto eliminan la necesidad de herrajes y pomos, lo que minimiza la transmisión de gérmenes. Los operadores de puertas batientes y correderas automáticas permiten que los pacientes que usan muletas o sillas de ruedas se muevan con facilidad por todo el hospital. Combinadas con sistemas de seguridad automatizados, estas mismas puertas inteligentes también pueden proteger a los pacientes que no pueden moverse por sí mismos de manera segura por el hospital o que, sin ellas, intentarían irse sin compañía.

Eficiencia energética y espacios verdes

El hospital ha aprovechado la tecnología ecológica para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50 %, incluso mediante la instalación de equipamientos de bajo consumo, la optimización de la luz natural y la recolección del agua de lluvia. Las puertas correderas automáticas ayudan a reducir el consumo energético. Por su parte, el aislamiento térmico permite reducir tanto los costes energéticos y de calefacción del día a día, como las emisiones de CO2. En el exterior, el hospital ofrece casi cuatro hectáreas de parques paisajísticos y espacios verdes internos para el disfrute de los pacientes y el personal, incluidos más de 70 patios, terrazas y jardines en la azotea.

Estaremos encantados de ayudarte