dormakaba
Realidad Virtual

La Salle Bonanova, Barcelona

Funcionamiento óptimo en colegios

Un nuevo sistema de acceso para La Salle Bonanova en Barcelona

Las espectaculares vistas que se contemplan desde la cima del Tibidabo se extienden hasta el cielo azul oscuro que cubre Barcelona. El olor de las palmeras indica que la playa no queda muy lejos. Los coches aparcados se alinean a lo largo del muro de arenisca que rodea La Salle Bonanova. Desde el exterior, este centro educativo privado parece un antiguo palacio, pero los planos del arquitecto D. Ignacio Romana en realidad estuvieron inspirados por el monasterio de Poblet, un pequeño pueblo localizado en Cataluña. 

Los Hermanos de las Escuelas Cristianas, una congregación docente católica, inauguraron La Salle Bonanova en 1889. Desde entonces, el colegio ha compartido los valores de Cataluña con sus alumnos. Forma parte de la red de La Salle Catalunya, que actualmente comprende 24 centros, incluidos institutos y universidades. El complejo completo consiste en ocho pabellones con espacio para 177 alumnos.

Los tres últimos coches que han traído niños al centro se acaban de marchar. Juan Carlos Jara Reig permanece tranquilamente de pie delante de una de las altas ventanas, observando. Todos sus alumnos han sido puntuales, sin retrasos ni estrés. Para él, como director de La Salle Bonanova, esto significa mucho más que buenas noticias. Esta fluidez en el funcionamiento tiene un fuerte impacto sobre toda la organización de su centro. Como centro educativo privado reconocido, La Salle Bonanova necesita marcar la diferencia.

"Desde que comenzamos a trabajar con Dormakaba, nuestra organización ha mejorado en muchos sentidos", afirma Juan Carlos Jara Reig con una sonrisa. "Los profesores están menos estresados porque saben perfectamente qué alumnos han entrado al centro y cuáles faltan por algún motivo. Los padres se sienten seguros, porque saben que sus hijos han llegado al colegio y van a clase. También hemos podido reducir costes de muchas formas. Y todo esto es solo una parte de los beneficios".

Para resolver cualquier preocupación relacionada con el funcionamiento del centro, Dormakaba propuso un acceso físico integral y un sistema de control de acceso. La base fundamental de la solución es Exos 9300, un sistema de gestión del acceso flexible para proporcionar seguridad a todo tipo de edificios. Los componentes físicos como las barreras, los torniquetes, las cerraduras mecánicas y los cilindros completan la instalación junto con los motores eléctricos y los sistemas de cierrapuertas. Todo ello hace que el acceso sea fácil y seguro.

"Cada alumno tiene una tarjeta de identificación", explica Juan Carlos Jara Reig. "Contiene toda la información necesaria y da acceso individual a zonas predefinidas del edificio.

Así nuestras autoridades responsables saben en cualquier momento qué alumno está presente y en qué edificio se localiza. Esta información nos ayuda de diferentes maneras. Por ejemplo, para gestionar el tráfico de padres que recogen a sus hijos en coche". 

La hora del almuerzo. Un mar de voces inunda los silenciosos pasillos. A pesar de sus diferentes edades, todos los alumnos comparten una misma dirección: el comedor, otro espacio en el que el sistema de acceso de Dormakaba hace uso de su potencial.

 

Cada alumno tiene un horario diferente. Algunos de ellos tienen alergias alimentarias, otros han pagado el almuerzo solo para un día, y otros para toda la semana. Gracias a las soluciones de acceso de Dormakaba, el personal de cocina puede planear el número y el tipo de comidas que debe servir en cada momento. Un beneficio que da sus frutos de diversas maneras: no solo agiliza la preparación, sino que también permite reducir costes.

 

"Desde que Dormakaba organizó nuestro acceso, la hora del almuerzo se ha convertido en un momento de descanso real", afirma Juan Carlos Jara Reig. "Todos los alumnos disponen de la comida que quieren y necesitan, y nuestro personal de cocina está seguro de haber preparado suficiente comida en el momento adecuado. Y la rentabilidad de nuestros servicios también ha experimentado mejoras".

 

Para él y para toda la organización esto significa un sentimiento profundo de tranquilidad. Y esto fue solo el comienzo: otras zonas comunes donde el control resulta fundamental también se han visto beneficiadas. "El éxito de la solución nos ha inspirado", añade el director. "Mi objetivo principal es el desarrollo personal de los niños y el desarrollo de nuestro centro”. Exos 9300 permite garantizar la seguridad y el control, por lo que compensa los requerimientos del centro en ambos sentidos.

 

Todo en un solo sistema

Exos 9300 constituye la base de su empresa; amplias soluciones de gestión de acceso.
Es un sistema modular estándar que no solo cubre todas las necesidades de control de acceso y sus correspondientes funciones, sino que también puede ser adaptado a las exigencias personales de cada cliente. Por lo que se considera ideal tanto para empresas de gran tamaño como para pymes.  Exos 9300 ofrece la máxima seguridad también en cuanto a la inversión, aun contando con que sus necesidades de futuro pueden ser muy diferentes a lo que son hoy en día.

Download